La epost-ivolmpresa sevillana Talemnology ha desarrollado IVOL, un sensor wearable que a través del móvil provee al paciente con insuficiencia cardíaca congestiva (ICC) sobre la acumulación de líquido en extremidades inferiores, de forma sencilla, en cualquier momento y en cualquier lugar, permitiendo la optimización del pautado de diuréticos. El dispositivo se coloca en la extremidad inferior derecha en una posición fija para la monitorización.

Sirve tanto para la prevención y seguimiento del paciente no descompensado, al que se le solicita una medición puntual diaria que permita anticipar la descompensación, como para la monitorización de un período agudo, en el que el paciente descompensado ha recibido atención hospitalaria de choque y se le envía a su domicilio para seguir monitorizándole mediante un determinado número de días en medición continua, disminuyendo con ello el tiempo y coste de las hospitalizaciones.

El control del sensor se realiza mediante una APP que gestiona el historial de medidas del paciente, así como las comunicaciones de notificación hacia cuidadores y equipo médico en caso de descompensación, pudiendo estos devolver indicaciones y pautas al paciente en tiempo real a través del mismo canal móvil. La comunicación con el Smartphone que gestiona el sensor se realiza vía Bluetooth.

“La novedad principal –indica Ignacio Rufo, (Socio fundador)- reside en la migración de la monitorización de la congestión al ámbito domiciliario. El paciente tiene la posibilidad de conocer la evolución de la acumulación de líquido (medición continua) con precisión médica en su propia casa y participar activamente en la gestión de su cronicidad siendo consciente de cómo ciertos hábitos (ejercicio, dieta o adherencia a la medicación) contribuyen de forma positiva. Por su parte, el médico puede hacer uso de la Tele-monitorización y optimizar la pauta flexible de diuréticos”.

Sistemas alternativos

IVOL consigue una mejora de la calidad de vida del paciente y una contribución a la sostenibilidad de los sistemas sanitarios al evitarse hospitalizaciones y reingresos, y en último caso, cuando no se evite el ingreso, disminuir su duración. Actualmente, no existe ningún producto en el mercado que sea sustitutivo, “pero podemos resaltar las ventajas sobre los sistemas alternativos que se han utilizado en investigación del tratamiento de la IC extrahospitalaria”, comenta Rufo.

Respecto a las básculas que sólo miden el peso, los diseñadores del nuevo dispositivo comentan que es más específico y más sensible. En cuanto a los sistemas de composición corporal basados en balanzas (por ejemplo, Tanita), IVOL permite realizar las medidas en cualquier momento del día y en cualquier posición (no es necesario subirse a una báscula), realizar una monitorización por largos periodos de tiempo y medir localmente el agua en una zona muy específica.

Por otra parte, los sistemas comerciales para composición corporal (tipo AKERN o Impedimed), la colocación de electrodos en la pierna y la muñeca no están al alcance de un paciente, son equipos de sobremesa con largos cables, que miden multitud de parámetros y almacenan los datos localmente, siendo transferidos sólo a un PC. Respecto a los sistemas de medida de retención de líquidos en el tórax, para la IC derecha es más específica la medida en el tobillo y la colocación de los electrodos es muy próxima entre ellos respecto a la sección transversal del tórax, lo que no permite ser sensible al agua pulmonar (AVIVO Mobile Patient Management). Por último, IVOL es más fácil de colocar y usar en comparación con el arnés usado en el proyecto europeo HeartCycle.

Colaboración

Talemnology ha contado con la colaboración del Grupo de Instrumentación y Bioingeniería del Centro de Investigación en Ingeniería Biomédica de la Universidad Politécnica de Cataluña, dirigido por el Dr. Xavier Rosell, y con el Grupo de Investigación en Patologías Cardíacas del IBIS (Instituto de Biomedicina de Sevilla), dirigido por el Dr. Antonio Ordoñez, para su aplicación a enfermos con insuficiencia cardíaca y con el Grupo de Investigación en Enfermedades Hepáticas, también del IBIS, dirigido por el Dr. Manuel Romero, en su posible aplicación a enfermos cirróticos.

“Esperamos que IVOL sea de utilidad a las Unidades de Insuficiencia Cardíaca que monitorizan a pacientes descompensados o en riesgo de descompensación y que desarrollan políticas de atención domiciliaria”, concluye Rufo, que no descarta como clientes a las grandes compañías farmacéuticas que desarrollan y comercializan fármacos diuréticos, para ofrecerlo a sus clientes como herramienta de ayuda a la monitorización y a la optimización del pautado flexible de dichos diuréticos.

Entrevista realizada por:
Carmen Cáceres
Periodista especializada en salud
Responsable de Comunicación de empresas del sector salud y sociedades científicas
Bloguera http://genteparatodo.wordpress.com/